Una  alternativa a las cremas  y píldoras

Principales ventajas para médicos

  • 8 sesiones en 4 semanas producen resultados 3 veces más rápido que los fármacos

  • Tratamientos rápidos y delegables

  • Sin dolor, efectos secundarios o incapacitación

Principales ventajas para pacientes

  • Resultados más rápidos que los obtenidos con un tratamiento a base de fármacos

  • Tratamiento seguro con un aclaramiento del 80% de media

  • Fácil: 8 sesiones en vez de píldoras diarias o cremas

El acné es un fenómeno muy común, caracterizado por la obstrucción de las glándulas sebáceas, la aparición de granos o espinillas y, a veces, quistes o nódulos en zonas como: cara, cuello, pecho, espalda, hombros y zona superior de los brazos. El acné comienza a manifestarse en la adolescencia y suele afectar alguna vez a la mayoría de los adolescentes. Sin embargo, los adultos también pueden padecer acné. Cuando es severo, puede provocar cicatrices. Incluso en casos menos severos, el acné si no se trata adecuadamente puede provocar cicatrices.

Hasta hace poco, los pacientes con acné moderado y persistente eran tratados con antibióticos tópicos o sistémicos. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que cierto espectro de luz puede provocar que las porfirinas endogénicas destruyan de forma natural la bacteria P.acnes. En 8 sesiones, repartidas en 4 semanas, la tecnología AFT de las plataforma Harmony XL PRO puede mejorar significativamente el acné. Tres veces más rápido que un tratamiento común basado en antibióticos o productos tópicos.

Las sesiones para tratar el acné con tecnología AFT duran unos minutos y pueden conseguir como resultado un aclaramiento del 80% aproximadamente.